sábado, 26 de febrero de 2011

NAZARENOS DE CARAMELO


Mucho se ha escrito, y más de unos años a esta parte, sobre la Semana Santa de Sevilla. Afortunadamente, aún es posible que aparezcan pequeñas joyas que dan una vuelta de tuerca más a lo ya conocido. Porque todo lo que cuenta este último libro lo conocemos. Lo conocemos los que desde siempre hemos mamado incienso y cera, túnicas y marchas procesionales. Por eso "Nazarenos de caramelo" no está, en principio, dirigido a nosotros, a los cofrades de siempre, sino a los que empiezan a conocer la Semana Santa, a los más pequeños.
El licenciado en Filología Hispánica Antonio Puente Mayor es el autor de un libro que supone toda una guía de la experiencia. La que va a adquiriendo poco a poco, desde el Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Resurrección, el protagonista, Oleg, un niño bielorruso (bonito guiño a la labor solidaria de las cofradías con los niños afectados por el desastre de Chernobyl) que irá conociendo Sevilla en su época más hermosa: la Cuaresma y la Semana Santa.
Apoyado en ilustraciones realizadas por Rosa Martínez Lallena, el autor nos invita a acompañar a Oleg en el mágico descubrimiento de los besamanos, de los via crucis, de los escaparates engalanados con motivos pasionistas y hasta de la gastronomía típica; hasta llegar así a encontrarse con la primera cofradía en la calle y toparse con el sinfín de detalles que esconde cada cortejo.
Para los niños, "Nazarenos de caramelo" es la iniciación al mundo de la Semana Santa. Para los que ya no lo somos, puede suponer el reencuentro con esa etapa casi olvidada de nuestras vidas en la que, por los cinco sentidos, tramo a tramo, fue abriéndose paso la cofradía de la infancia que, aún hoy, sigue recorriéndonos el alma.

domingo, 20 de febrero de 2011

PROMETEDOR CARTELISTA


Confieso que soy más partidario del cartel fotográfico que del pictórico, aunque de vez en cuando uno se encuentra con obras de arte como la que realizó Isabel Sola para el cartel del Consejo de 2007. Otra grata sorpresa ha sido conocer el que ha realizado el jovencísimo pintor Manuel Mena Bravo para anunciar el XI Pregón de los Grupos Jóvenes de Triana, que pronunciará en el templo del Santísimo Cristo de la Expiración José Luis Garrudo García el próximo 8 de abril.
En una original composición en forma de collage, Mena ha dividido la palabra Triana en tres partes y en tres posiciones diferentes, intercalando detalles de las imágenes titulares de las cinco hermandades de penitencia del viejo arrabal. De izquierda a derecha y de arriba a abajo, se pueden ver a Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder acompañado de Caifás, la boca y parte de la nariz de la Virgen de la O, el torso del Cachorro, los inconfundibles ojos de la Estrella y la mano derecha del Santísimo Cristo de las Tres Caídas.
Una obra muy interesante la de este estudiante de Bellas Artes que, a buen seguro, tiene por delante una intensa carrera artística en el mundo de la pintura y, más concretamente, en el de los carteles.

EL ECONOMATO SE QUEDA PEQUEÑO

Una de las obras sociales que realizan nuestras hermandades que más me han llamado siempre la atención y llenado de orgullo como cofrade es el economato de la Fundación Benéfico-Asistencial Casco Antiguo, integrada por un total de 32 cofradías, Cáritas Parroquial de Omnium Sanctorum y las Conferencias de San Vicente de Paúl de Nuestra Señora del Amparo, de la Magdalena. Juntas desarrollan una labor impagable que, hoy en día, presta ayuda a unas 400 familias con pocos recursos, además de a 12 conventos.
Las diputaciones de caridad de las cofradías integrantes se ocupan, mediante voluntarios, de gestionar el economato, que permite que sus beneficiarios puedan adquirir productos de primera necesidad por los que pagan tan sólo el 25% de su valor, mientras que las cofradías se ocupan del 75% restante.
Lo bonito de la iniciativa es que las familias que frecuentan el economato recorren los pasillos de lo que en la práctica es un supermercado como cualquier otro, escogiendo libremente los productos que desean y pasando por caja, lo que anula la sensación de estar recibiendo limosna.
La crisis económica, que, como siempre, está afectando principalmente a los que menos tienen, ha hecho que el economato, situado en la calle Peral, se haya quedado pequeño. Por ello, la Fundación Casco Antiguo ha optado por cambiarlo de sitio trasladándolo a la calle Narciso Bonaplata, a un local que alcanza los 450 metros cuadrados, lo que supone prácticamente doblar el espacio actual. En principio, se prevé que las obras de adaptación del nuevo economato estén listas el próximo mes de abril, momento en que se producirá el traslado.
A veces nos perdemos, y este blog no es una excepción, en detalles como las modificaciones de itinerario, las nazarenas o los cambios de bandas. Las noticias más importantes, sin embargo, suelen pasar más desapercibidas. Ésta, sin duda, es de las que no podemos pasar por alto. Frente a quienes continuamente critican, de la forma más demagógica posible, los estrenos de las cofradías, los mantos, las nuevas tallas o el gasto en flores, labores como la de esta fundación de hermandades del centro de la ciudad son las que debemos contraponer para defender la necesidad, todavía en el siglo XXI, de unas corporaciones que tienen en la caridad uno de los pilares de su existencia desde hace varios centenares de años. Y todo ello pese al estado del bienestar en el que supuestamente vivimos.

SANTA GENOVEVA SE APUNTA A LOS CAMBIOS


Después de Los Negritos, El Beso de Judas, La Mortaja o El Dulce Nombre, ahora es la Hermandad de Santa Genoveva la que se apunta a los cambios de itinerario para su próxima estación de penitencia. Una modificación que supone, sobre todo en la ida hacia el centro, una mejora sustancial al optar por recorrer el Porvenir, con calles como la que da nombre al barrio, además de Río de la Plata y Brasil, antes de acceder al Parque.
Hace algunos años, unas obras en Felipe II obligaron a la cofradía del Tiro de Línea a recorrer en esas primeras horas de la tarde las calles que cada Domingo de Ramos ven la inauguración de la Semana Santa con La Paz. El cambio de itinerario de este año, sin embargo, viene motivado por el deseo de recuperar en parte un recorrido histórico, de los primeros años de la cofradía, consiguiendo, además, cambiar calles de menor sabor por un entorno de mayor belleza y cercanía con la vecina corporación de San Sebastián.
Para la vuelta, la modificación supondrá pasar por Felipe II, Tello de Guzmán y Avenida de los Teatinos.

sábado, 19 de febrero de 2011

EL PRECIO QUE HAY QUE PAGAR


Después de la pasada Semana Santa se empezó a comentar que, casi con toda seguridad, la Hermandad del Sol no repetiría el itinerario de su primer Sábado Santo. Ese inédito paso por anchas avenidas como Avión Cuatro Vientos, Miguel Rodríguez Piñero o Pedro de Castro, esa llegada a la Puerta de Jerez tras rodear la Fábrica de Tabacos y el hotel Alfonso XIII, y esa vuelta por el Postigo y el barrio del Arenal se hicieron demasiado largos para un cuerpo de nazarenos acostumbrado a las estrechas y con sombra calles del Plantinar. A todo ello hubo que añadir un itinerario de vuelta por el barrio de San Bernardo, que hasta entonces sólo conocía por sus calles al Cristo de la Salud y a la Virgen del Refugio el Miércoles Santo.
Como era de esperar, el itinerario escogido para este próximo Sábado Santo será muy diferente y supondrá una reducción de una hora y de prácticamente un kilómetro con respecto al año pasado. Y todo ello gracias a un recorrido de ida que supondrá un calco del que realiza la Hermandad del Cerro. Así, desde Ramón y Cajal continuará en línea recta hasta Puerta de Jerez, y después, por la plaza del Triunfo y Virgen de los Reyes, buscará Hernando Colón, Plaza Nueva y Tetuán. Para la vuelta, afortunadamente, han decidido mantener su paso por San Bernardo.
Y es que lo malo de las hermandades de vísperas que se incorporan a la Semana Santa y tienen que llegar desde un barrio lejano hasta el centro de la ciudad es que se ven obligadas a atravesar horribles avenidas de grandes edificios a un paso muy rápido para poder completar en un tiempo razonable un kilométrico itinerario. Así ha ocurrió con El Sol, con el Polígono, con El Cerro o con La Sed (no así, obviamente, con el Carmen Doloroso). Eso mismo pasará, en caso de llegar a la Catedral algún año, con La Misión, que tendrá que abandonar las recoletas calles de Heliópolis con aroma de azahar por una interminable Avenida de la Palmera.
El año pasado, la Hermandad del Sol optó por un itinerario que solventaba en lo posible, al pasar por detrás de la Plaza de España y el barrio del Arenal, un itinerario sin mucho sabor cofradiero. Este año, sin embargo, no habrá más remedio que ver ese característico cortejo de verde ruán bajo un palio de catenarias siempre de frente.
Es el precio que estas corporaciones recientes tienen que pagar para tratar de ser como las demás, poder pedir la venia en la Campana y cumplir con su estación de penitencia en la Catedral.

viernes, 18 de febrero de 2011

LA VIRGEN DEL BUEN FIN EN EL CARTEL DE "LA BAMBALINA"


La tertulia cofrade La Bambalina ha presentado hoy el cartel anunciador de la Semana Santa de 2011, que recoge una fotografía del paso de palio de la Virgen del Buen Fin, de la Hermandad de la Lanzada, entrando en la calle Cuna durante la estación de penitencia del pasado Miércoles Santo. La fotografía es de Luis Alonso Sire.

jueves, 17 de febrero de 2011

ORATORIO PROVISIONAL

La Capilla del Baratillo ha reabierto por fin sus puertas después de varios meses desde que comenzaron sus intensas obras de restauración; una actuación integral que ha permitido devolver a este pequeño templo todo el esplendor que el normal paso del tiempo había ido restando.
De esta forma, los titulares de la hermandad del Miércoles Santo han vuelto a ocupar sus altares, dejando el oratorio provisional del salón de la Santa Cruz, en la parte trasera de la capilla, donde han permanecido a una distancia de sus devotos mucho más cercana a la habitual.
Como recuerdo de su estancia en este efímero lugar de culto, recuperamos esta imagen tomada a las pocas semanas de su traslado.

sábado, 12 de febrero de 2011

EL NAZARENO DE LA O, EN "LOS JARTIBLES"


Una fotografía del Nazareno de la Hermandad de la O abandonando la calle Miguel de Mañara para alcanzar la plaza de la Contratación ha sido la elegida por la tertulia cofrade "Los Jartibles" en la primera edición del concurso para la realización de su cartel de Semana Santa. El autor es J. M. "Silva", todo un habitual en el mundo de la fotografía para hermandades.
Con esta imagen es fácil trasladarse a la melancólica noche del Viernes Santo, cuando ya la cofradía trianera busca de nuevo cruzar el Guadalquivir para volver su barrio. Sobre el año al que corresponde la foto sólo se puede decir que no corresponde a la Semana Santa de 2010, dado que en la imagen aún no ha comenzado el proceso restaurador del paso.
J. M. "Silva" ha querido dedicar este cartel a la memoria de Rafael Ariza, capataz perteneciente a la saga familiar que desde los años 30 del pasado siglo dirige los dos pasos de la Hermandad de la O, y que falleció el pasado mes de octubre.

viernes, 11 de febrero de 2011

FÚTBOL Y COFRADÍAS

Suelo recordar aquella frase que en su momento dijo que el hermano mayor de La Resurrección, Juan Muñoz Jigato, cuando se le sugirió que su cofradía saliera el Domingo de Resurrección por la tarde. Su respuesta fue que esa jornada es "para ir a los toros".
Un razonamiento tan sorprendente como éste es el que ha mostrado ahora la Asociación Nacional de Cofradías, Hermandades y Bandas de Mengíbar (Jaén), que ha puesto el grito en el cielo al saber que la fecha escogida por la Federación Española de Fútbol para la celebración de la final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el FC Barcelona coincide con el Miércoles Santo.
Su presidenta, Francisca Gálvez, ha enviado una carta a la propia Federación, a los dos equipos implicados y hasta al propio Rey de España para solicitar que se cambie la fecha. Lo llamativo es que, en la carta remitida a Juan Carlos I, no se alega que el partido vaya a restar participación en las salidas procesionales de las cofradías. Al contrario: lo que preocupa a dicha asociación jiennense es que muchos cofrades "se verán privados de un evento deportivo nacional de tanta importancia" como la final copera.
El sector cofradiero de Sevilla, que parece tener más claras las prioridades, ya ha respondido a esta estéril polémica. Lo han hecho el tesorero del Consejo, Tomás Vega, y el hermano mayor del Baratillo, Ignacio Pérez Franco, que coinciden en señalar que el partido no afectará en absoluto al grado de participación, tanto de hermanos como de público en general, durante el próximo Miércoles Santo.
Hay que recordar que en 2007 se celebró, en pleno Jueves Santo y en la capital hispalense, un partido clasificatorio para la Copa de la UEFA entre el Sevilla y el Tottenham. Por tanto, a Noé le van a hablar de humedades...

500 AÑOS NO ES NADA


No podemos decir que no estábamos avisados. El pasado otoño el vicario general de la Archidiócesis, Teodoro León, afirmaba de forma tajante que 500 años de vida de una hermandad no eran motivo suficiente para justificar una salida extraordinaria.
Dicho y hecho: Las Siete Palabras celebra el medio milenio de vida de la primitiva hermandad sacramental, proyecta la salida del misterio y desde el Arzobispado ya se le ha "sugerido" que mejor no. Si acaso, un vía crucis en el que, en un alarde de generosidad, permite que se sitúe al Cristo sobre un paso. Vamos, que salir pueden salir, pero en un acto de oración y sin banda de música.
En otras palabras: una hermandad que alcanza los cinco siglos de vida los puede celebrar de la misma forma en que otra, la Soledad de San Buenaventura, conmemorará en la calle los 75 años de la hechura del Cristo de la Salvación.
Se puede decir que, en esto de las salidas extraordinarias, hemos pasado del blanco al negro, del día a la noche, del alfa al omega... De un extremo al contrario. Si con el cardenal Amigo un simple hermanamiento entre dos corporaciones se podía celebrar con hasta tres salidas extraordinarias, con Asenjo 500 años son dos tardes y no merecen mayor importancia.
Y todo ello después de un año, el pasado 2010, donde hubo hasta cinco salidas extraordinarias: La Lanzada por el bicentenario de la Virgen del Buen Fin, La Estrella y Montesión por sus 450 años (la de la calle Feria ya sacó en 2009 al Cristo de la Salud por el mismo motivo), Los Panaderos (ida y vuelta) por la Coronación Canónica de la Virgen de Regla, y La Macarena por la beatificación de Madre María de la Purísima.
Y todo ello, en un año, este 2011, en el que la dolorosa de Los Panaderos va a traspasar las fronteras de la ciudad para acudir con su palio a Madrid al via crucis de la Jornada Mundial de la Juventud del próximo mes de agosto ante el Papa. Aquí dirían desde el Arzobispado que dicho via crucis tendrá un carácter estrictamente pastoral, que será, parece ser, a partir de ahora el requisito imprescindible para aprobar procesiones a destiempo.
Lo cierto es que, desde mi humilde punto de vista, se me ocurren pocas iniciativas que sean capaces de generar un beneficio pastoral y espiritual tan directo y para tantas personas a la vez como una procesión, que no es ni más ni menos que acercar a Dios a los fieles a través de las imágenes de Jesucristo y de la Virgen María. ¿No es cierto que las salidas procesionales de las cofradías (de penitencia y de gloria) arrastran unas cuantas veces al año a auténticas masas de creyentes, muchísimos de ellos jóvenes, junto a esas imágenes?
El recién nombrado arzobispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez Sierra, reconocía hace unos días en una entrevista que "en la geografía donde la piedad popular es más pobre la secularización ha hecho más mella", con lo que reconocía la impagable labor de las hermandades y sus cultos públicos como anclas de la fe; algo que resulta más necesario aún en una sociedad que tiende a un laicismo radical y a un peligroso anticlericalismo.
Y sí, es cierto que algunas de las personas que se acercan a esas salidas procesionales lo hacen fundamentalmente para escuchar los solos de corneta de tal o cual banda, o para contemplar el costero a costero y los 'izquierdazos' de esta o aquella cuadrilla. También hay quien va a los besamanos para criticar los pliegues del manto que ha colocado el vestidor y quien en misa, durante la homilía, piensa en la película que va a ver esa tarde en el cine o en el trabajo pendiente que le espera el lunes en la oficina.
Reconozco que los cofrades quizá hayamos acabado por matar a la "gallina de los huevos de oro"; es decir que, viendo lo fácil que en los últimos años hemos tenido el sí a las procesiones extraordinarias, hemos abusado hasta el punto de provocar un firme tijeretazo en cuanto ha habido un relevo en el Palacio Arzobispal.
Pero, en cualquier caso, siento discrepar con el vicario general; creo que todas las salidas procesionales, sean ordinarias o extraordinarias, tienen una motivación y un beneficio pastoral; y, por supuesto, que una hermandad lleve 500 años dando testimonio público de fe, atrayendo así durante todo ese tiempo a miles de fieles, es un motivo más que justificado para una celebración dentro y fuera del templo.

jueves, 10 de febrero de 2011

SOMBRA Y SAHUMERIO


Hace algunos años un oyente de "El Llamador" dedicaba un 'ciriazo' a la Junta de Gobierno de la Hermandad de San Roque por mantener como itinerario de ida hacia la Campana la calle Recaredo y la Puerta Osario, que en un Domingo de Ramos soleado provocan intensos sudores bajo el antifaz de terciopelo, en lugar de optar por Guadalupe y Santiago, cuya mayor estrechez impide el contacto directo del Lorenzo con el capirote.
Los lamentos de aquel oyente, nazareno de San Roque, cayeron en saco roto. Sin embargo, la vecina Hermandad de Los Negritos parece haber llegado a la misma conclusión y el próximo Jueves Santo, el primero de Eduardo García Eruste como alcalde de la cofradía, el Cristo de la Fundación y la Virgen de los Ángeles girarán a la derecha para buscar un recorrido mucho más bello y, de paso, la sombrita. Así, desde Santiago saldrán a Santa Catalina y, desde allí, continuarán por su itinerario habitual.
Con esta decisión, la hermandad complementa otra similar tomada hace varios años sobre el itinerario de vuelta, que antes consistía en salir directamente desde San Esteban a Recaredo por la Puerta de Carmona, hasta que se cambió por San Esteban, Muro de los Navarros, Guadalupe y Recaredo.
Por tanto, un 'sahumerio' para la nueva Junta de Gobierno de Los Negritos. Es lo justo, ¿no?

miércoles, 9 de febrero de 2011

HUIR DE LAS SETAS


No ha podido ser más acertada la decisión tomada por la Hermandad de la Sagrada Mortaja de modificar sustancialmente su itinerario el próximo Viernes Santo, evitando así transitar por las setas de la Encarnación y, de paso, por la calle Imagen, probablemente la más fea del centro histórico.
De esta forma, cuando deje la calle Dueñas, la cofradía seguirá hacia San Juan de la Palma, Feria, Castellar, Alberto Lista, Saavedras, San Martín, Cervantes, San Andrés, García Tassara, Amor de Dios y San Miguel. Por tanto, será un itinerario más que recomendable que no habrá que perderse.
No es, sin embargo, contrariamente a lo que se ha afirmado en alguna web cofrade, la primera cofradía que huye del engendro de las setas. Pero es que ni siquiera es la segunda ni la tercera. Con la decisión de La Mortaja, son ya nada menos que cuatro las hermandades que en los últimos años han escapado del horroroso paisaje del que El Valle, lamentablemente, no podrá deshacerse nunca.
La Candelaria fue la primera. Hasta hace unos años la cofradía del Martes Santo, tras su paso por la Alfalfa, se encaminaba hacia la plaza del Cristo de Burgos y, desde ahí, se situaba inmediatamente detrás de San Benito. Una muy buena decisión la llevó a cambiar las setas por el Salvador y la calle Cuna.
Algo parecido, pero a la inversa, hizo Montesión. Dejó el Salvador y Cuna en su itinerario de vuelta para acceder a la Cuesta del Rosario, la Alfalfa y Cristo de Burgos.
La última hasta ahora era La Resurrección, que pasaba hasta en dos ocasiones por la Encarnación, llegando a la ida desde San Marcos, Bustos Tavera y Doña María Coronel; y a la vuelta desde Cuna y Laraña. En 2008, sin embargo, retomó su antiguo itinerario por la Alameda, mientras que en su regreso a Santa Marina toma por la Alfalfa.
Es cierto que ninguna de estas hermandades dijo nunca que los cambios estuvieran motivados por ese monumento al mal gusto urbano. Tampoco ahora lo ha reconocido a las claras La Mortaja. Pero que cuatro cofradías hayan optado en poco tiempo por dejar de recorrer un punto tan céntrico y accesible del centro de la ciudad no deja lugar a dudas.
Se admiten apuestas: ¿cuál será la siguiente? ¿La Cena? ¿La Exaltación? ¿Los Gitanos? ¿El Cristo de Burgos? Si por mí fuera, todas...

sábado, 5 de febrero de 2011

EL CONSEJO DESTAPA EL CARTEL


Se ha hecho esperar, pero aquí está, a 71 días del Domingo de Ramos, el cartel de la Semana Santa 2011 del Consejo de Cofradías, una pintura de Juan Manuel Calle González. A priori lo más llamativo es la elección, como motivo principal, de una dolorosa, la Virgen de Gracia y Amparo, perteneciente a una hermandad joven y pequeña, como es la de Los Javieres.
Acostumbrados como estamos a ver a la Amargura, la Macarena, el Gran Poder o el Cristo de la Buena Muerte de Los Estudiantes, es muy interesante que un pintor que no pertenece a ninguna cofradía se haya decantado por plasmar a la Virgen de una hermandad del perfil anteriormente descrito. Ya hay, porque la gente es como es, quien se pregunta si Maruja Vilches, miembro de la Junta Superior del Consejo y teniente de hermano mayor de Los Javieres, ha tenido algo que ver en esta, casi podríamos llamar, revolucionaria decisión. Por especular que no quede...
También destaca en el cartel, aparte de la nada novedosa Giralda, la presencia de tres varales correspondientes a otros tantos pasos de palio completamente diferentes entre sí: el de la propia Virgen de Gracia y Amparo, el de la Esperanza de Triana y el de la Virgen de los Ángeles de Los Negritos; una inteligente manera de hacer notar la riqueza artística y estilística de la Semana Santa sevillana, llena de detalles que hacen inconfundibles a todas y cada una de las más de 60 (incluyendo Vísperas) hermandades que la componen.
Sin duda, en la Hermandad de Los Javieres estarán contentos. Ahora queda esperar el 'colmillito' de la Sevilla cofrade, que ha de opinar sobre un cartel que conjuga en su composición un aire moderno con el más tradicional de los carteles antiguos que anunciaban, antes de que la Semana Santa fuera anulada, las Fiestas de la Primavera.

miércoles, 2 de febrero de 2011

EL DECRETO


Lee uno el decreto del arzobispo Asenjo sobre la obligatoriedad de que todas las hermandades admitan a las mujeres nazarenas y lo que siente es una cierta tristeza. Las cofradías tienen una dilatada historia que se sitúa como mínimo en el siglo XIV. Presumen por ello de haber sobrevivido a todo tipo de circunstancias políticas y económicas; de haberse sobrepuesto a las adversidades, como la invasión francesa, la desamortización o la República; y de haber sabido adaptarse a la intensísima evolución social de los últimos siete siglos para seguir hoy en día más activas y pegadas a la realidad que nunca.
Y, sin embargo, esas mismas cofradías han necesitado un exhorto pastoral de Amigo y, diez años después, un decreto de Asenjo (ante la indiferencia de algunas de ellas a lo dispuesto por su antecesor en la Archidiócesis) para que el derecho de cualquier hermano a vestir la túnica de su hermandad y acompañar a sus titulares por las calles sea también de las hermanas.
Han hecho falta dos arzobispos para recordarle a las cofradías que estamos en el siglo XXI y que mantener cualquier discriminación hacia la mujer está fuera de lugar en la sociedad a la que, al menos en esto, no se han querido adaptar.
La Quinta Angustia, el Silencio y el Santo Entierro (junto al Santo Entierro de Dos Hermanas) guardarán para siempre el “mérito” de haber sido las últimas en aceptar que una mujer pueda estar presente en sus respectivos cortejos. Menudo honor. Y la admiten no por su propia voluntad, sino porque el papá (representado aquí en los dos arzobispos) se ha cansado de decirle a sus niños (las cofradías) que lo que hacían no estaba bien y debían rectificar. Como, al parecer, las hermandades no han tenido tiempo (desde los años 80, en que comenzó la admisión de nazarenas) de hacer lo correcto por sí mismas, no ha habido más remedio que obligarlas para no tener que seguir escuchando las excusas de mal pagador que se han ido aduciendo durante largos años.
Es triste, sí, lo de esas tres (cuatro) últimas hermandades; pero no es menos triste que la aprobación de nazarenas en el Gran Poder ocurriera hace solamente un año, que este proceso en Las Penas de San Vicente tuviera que ser fruto casi de una rebelión de un grupo de mujeres de la hermandad, o que antes del sí definitivo, los hermanos de San Isidoro rechazaran a sus hermanas en 2001.
Ahora serán muchos los que digan que el arzobispo ha recurrido a un “baculazo”, que se ha metido en la vida interna de las cofradías y que hay que respetar la independencia y soberanía de éstas. Dirán lo que quieran, pero lo que ha quedado claro con el tema de las nazarenas es que hay cosas en las que a las cofradías no se les puede dejar solas.

FESTIVIDAD DE LA CANDELARIA


Hoy se celebra la festividad de la Virgen de la Candelaria, día central de los cultos que la cofradía de San Nicolás realiza en su honor. Al anual besamanos de la dolorosa que tallara Manuel Galiano se une el triduo y la presentación a la Virgen de los niños de la hermandad nacidos durante 2010. Serán unos actos muy especiales debido a que la Hermandad de la Candelaria cumple sus 90 primeros años de vida, dado que se fundó en 1921 en la misma parroquia en la que sigue radicando hoy en día.