lunes, 24 de febrero de 2020

EL NAZARENO DEL VALLE, EXPUESTO EN BESAMANOS EN LA ANUNCIACIÓN


Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro, de la Hermandad del Valle, estuvo expuesto en besamanos este fin de semana en el presbiterio de la Iglesia de la Anunciación, sobre una extensa tarima en la que se desplegaba un gran número de enseres de la corporación.
El Nazareno se encontraba sobre la peana procesional de Nuestra Señora del Valle, que tenía adosados cuatro cirios color tiniebla y a sus pies diversas especies florales de tonalidades morada y roja. Vestía su túnica procesional y lucía las potencias que igualmente lleva cada Jueves Santo durante su estación de penitencia. Asimismo, sobre el hombro tenía la cruz de salida y detrás, junto al extremo del stipes o palo más largo, había dos tallas de ángeles.
A izquierda y derecha se dispusieron cuatro jarras del paso de palio de la Virgen del Valle con flores moradas colocadas de forma bicónica, y los cuatro faroles dorados del paso del Nazareno; todo ello sobre sendas columnas forradas en terciopelo morado con el emblema de la hermandad en su parte delantera.
Al fondo, delante del retablo principal del templo, había una estructura a diferentes alturas con el dosel de cultos de la hermandad, ante el que estaba la talla de la Verónica de su paso con el paño pintado el año pasado por Reyes de la Lastra. Alrededor había un buen número de candeleros con cirios color tiniebla y varias jarras con flores moradas, así como un crucifijo entre los faroles de los costeros del mismo paso.
Finalmente, en los extremos había unos pequeños doseles con varios enseres litúrgicos ante ellos y entre sencillos candelabros metálicos, mientras que delante de la tarima se situaron varios blandones dorados y algunos centros florales.


























EL CAUTIVO, EN EL CARTEL DEL GRUPO JOVEN DEL AMOR DE JEREZ


La Capilla del Cristo del Amor de Jerez acogió este domingo, después de la función principal de instituto, la presentación del cartel editado por el grupo joven para anunciar la estación de penitencia del próximo Martes Santo.
La foto ganadora en el concurso convocado para la edición del cartel es de Jesús Manuel Guitarte, quien recogió con su cámara el transitar de Nuestro Padre Jesús Cautivo por la calle Porvera en su camino hacia la carrera oficial el año pasado.
El de este año es el cuarto cartel editado por el grupo joven de la Hermandad del Amor; un cartel que en la parte superior, sobre la bóveda de árboles con los que cuenta la calle Porvera, tiene la rotulación, donde se lee "Martes Santo Jerez 2020", junto al emblema de los jóvenes de la corporación. Debajo están el escudo de la hermandad con el nombre completo y la empresa patrocinadora.

domingo, 23 de febrero de 2020

EL CARTEL DEL VÍA CRUCIS DE JEREZ CON LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS


Una foto realizada por Martín Gómez ha sido la utilizada para anunciar el Vía Crucis de las Cofradías de Jerez, que será presidido por Nuestra Señora de las Angustias el próximo 2 de marzo, primer lunes de Cuaresma.
La foto muestra un picado de la dolorosa y el Cristo que yace en su regazo sobre fondo negro en el lado derecho, dejando el izquierdo para la rotulación, donde puede leerse "Vía+Crucis 2020. Ntra. Sra. de las Angustias. 2 de marzo". Además, en el ángulo inferior de este lado se encuentran el emblema de la Unión de Hermandades de Jerez y la firma de la foto.

sábado, 22 de febrero de 2020

VÍA CRUCIS Y BESAPIÉ EN SAN NICOLÁS AL SEÑOR DE LA SALUD DE LA CANDELARIA


La Hermandad de la Candelaria concluye este fin de semana los cultos anuales a Nuestro Padre Jesús de la Salud después del quinario y la función principal celebrada la semana pasada. Así, ayer se celebró el vía crucis con la imagen por las calles de la feligresía, mientras que hoy y mañana permanece expuesta en besapié.
A las ocho y media de la tarde de este viernes comenzó el rezo del vía crucis con el Señor de la Salud llevado en las andas que estrenó para el Vía Crucis de las Cofradías en 2012, adornadas con diversas especies florales de tonalidades moradas.
La cruz de guía de la hermandad abría el breve cortejo, del que formaron parte varias parejas de hermanos con cirios, una representación de la Hermandad de las Nieves y el propio estandarte corporativo de la Candelaria. Tras la presidencia iban un trío de capilla de la Banda de Música de la Cruz Roja, el cuerpo de acólitos y las andas.
La primera de las estaciones del vía crucis se rezó en el interior de la Iglesia de San Nicolás. Posteriormente, el Señor salió a la plaza que lleva su nombre y tomó la calle San José hasta la confluencia con la calle Santa María La Blanca, donde giró a Ximénez de Enciso y posteriormente a Fabiola. Desde ahí, regresó por Federico Rubio y la Plaza Ramón Ybarra a su templo.
A lo largo del recorrido, el Señor de la Salud fue deteniéndose para el rezo de las estaciones, que eran leídas por algún hermano con la ayuda de un megáfono. En la misma puerta de San Nicolás se rezó la décimo tercera, dejando la última para el interior del templo, como había ocurrido con la primera. A las diez y veinte de la noche entraba por la puerta principal, por la que volverá a salir el próximo Martes Santo.




























Acabado el vía crucis, los priostes de la hermandad prepararon el montaje del besapié que hoy y mañana se celebra, para el que el Señor de la Salud está sobre las andas, a las que se les han retirado los candelabros del costero izquierdo, ubicadas a su vez encima de la tarima forrada en color rojo a la que los devotos pueden acceder por una rampa.
En la parte delantera de la tarima podemos ver cuatro blandones de plata con cera roja, así como la cruz parroquial entre los situados a la derecha, donde también se encuentra el estandarte corporativo. Y en el centro, hay un gran ramo de flores similares a las de las andas.
Detrás del Señor, que como anoche luce las potencias de salida, se levanta aún el altar del quinario, presidido ahora por el estandarte sacramental delante del dosel de cultos de la cofradía, tras el que un cortinaje de damasco rojo cubre por completo el retablo mayor de San Nicolás.
Dos jarras, numerosos candeleros y los respiraderos del paso de palio de la Virgen de la Candelaria completan el altar montado para los cultos que mañana finalizarán en honor a Nuestro Padre Jesús de la Salud, el Nazareno de túnica tallada que realizó Francisco de Ocampo.