domingo, 25 de enero de 2015

LA VIRGEN DEL REFUGIO, EN BESAMANOS


La Hermandad de San Bernardo celebra este fin de semana el besamanos a María Santísima del Refugio, que se inició en la tarde de ayer con la tradicional ofrenda de los niños. Durante todo este domingo se desarrollará igualmente este culto para el que la dolorosa se encuentra en el presbiterio de la parroquia, vestida con su manto de salida, saya blanca y la corona de salida, de Manuel Seco.
Asimismo, en la cintura luce la cotilla realizada el año pasado por Jesús Rosado con motivo del 75 aniversario de la bendición de la que fue la primera dolorosa tallada por Sebastián Santos Rojas para la Semana Santa de Sevilla. Esta cotilla, de oro a realce, tiene la particularidad de contar con el escudo de la hermandad bordado en sedas de colores en el centro.
La Virgen del Refugio está elevada sobre una fina peana plateada y la flanquean varias jarras de su paso de palio con flores blancas, así como un buen número de ramos ofrendados por hermanos y devotos. Tras ella, ocultando el retablo mayor del templo y el camarín de la Virgen, se encuentra el dosel de cultos de la propia hermandad y, a sus pies, un trono de reina colocado entre dos columnas doradas estriadas sobre las que se apoyan dos faroles de plata.
Completan el montaje de este besamanos dos blandones dorados y dos candelabros de plata, todos ellos con cera blanca.




























sábado, 24 de enero de 2015

NUESTRO PADRE JESÚS CON LA CRUZ AL HOMBRO, DE VUELTA A LA ANUNCIACIÓN


La Iglesia de la Anunciación ha vivido esta semana el regreso de la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro, después de una restauración que ha durado ocho meses a cargo de Cinta Rubio en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.
El Nazareno de la Hermandad del Valle ha regresado más limpio, ya que se le ha retirado toda la suciedad acumulada, dejando ver la policromía original de esta imagen datada en el primer tercio del siglo XVII y sin una atribución clara sobre su autoría, aunque todo parece apuntar a un desconocido discípulo de Martínez Montañés. En cualquier caso, Juan de Mesa, a quien se atribuye la Virgen del Valle, estaría descartado.
Además de la limpieza llevada a cabo sobre la talla, Cinta Rubio ha eliminado repintes no originales que se habían detectado previamente sobre la talla. En cuanto al soporte, se han sellado algunas grietas y se ha afianzado la estructura, solucionando también algunos problemas que presentaba la imagen en los brazos, sobre todo en el izquierdo, que es el que sostiene la cruz.
Lo que no se ha hecho en esta restauración es reponer un mechón que tenía el Señor en el lado derecho de su cabellera, que puede verse en fotografías antiguas y que desapareció en una intervención en 1941. Como ocurriera en su momento con el Cristo de la Fundación de los Negritos, que también contó originalmente con un mechón que hoy no existe, también en el caso del Nazareno del Valle se descartó la posibilidad de rehacer este elemento perdido, ya que eso habría supuesto desvirtuar la fisonomía de la imagen con un añadido de nueva ejecución, algo que se rechaza en cualquier proceso de restauración de una obra de arte.
Con el regreso del Señor con la Cruz al Hombro, la Hermandad del Valle completa la restauración de los titulares que presiden cada uno de sus pasos, proceso iniciado con el Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas en 2000 y continuado con Nuestra Señora del Valle en 2007. Ambas restauraciones fueron realizadas, como ésta del Nazareno, por el IAPH.















viernes, 23 de enero de 2015

NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, EN EL CARTEL DE "EL FORO COFRADE 2015"


La cercanía de la Semana Santa tiene en la presentación de carteles uno de los primeros signos que cada año nos llega a mediados o finales del mes de enero. Aquí tenemos el primero de 2015, que pertenece a "El Foro Cofrade", la web de opinión que edita anualmente un cartel y que en esta ocasión, por segundo año consecutivo, ha vuelto a recurrir a una obra de Estudio Buenavista.
Si en 2014 el cartel, que anteriormente era fotográfico y surgía de la votación de los foreros, estuvo protagonizado por la Esperanza de Triana en su paso de palio, en 2015 vemos, también con la estética de cómic propia del estudio creador de las "Viñetas cofrades", un plano medio de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Hermandad del Silencio, ante un cielo iluminado por la luna de Parasceve y detrás, contribuyendo al colorido de la obra, un naranjo cuajado de azahar.
Con esta original aportación, "El Foro Cofrade" abre la que será en las próximas semanas una larga sucesión de presentaciones de carteles con la que nos iremos aproximando poco a poco a la semana más esperada.

jueves, 22 de enero de 2015

SEVILLA EN JEREZ (XXIV): Un evidente paralelismo entre dos palios coetáneos

Continuamos con la serie "Sevilla en Jerez", dedicada en esta ocasión a la Hermandad de las Cinco Llagas, del Convento de San Francisco, que forma parte de la nómina de cofradías que hacen estación de penitencia en la Madrugada del Viernes Santo jerezano.
Vamos a tratar en este capítulo fundamentalmente acerca de dos aspectos que emparentan en cierta forma a esta hermandad jerezana con la capital hispalense. En primer lugar, hay que referirse al paso de palio de María Santísima de la Esperanza, advocación que, por cierto, se repite en dos ocasiones en la Madrugada jerezana, precisamente igual que ocurre en Sevilla. Observemos las siguientes fotografías:


A primera vista, parecen dos palios con estilos muy diferentes, pero si nos fijamos únicamente en la parte superior de los bordados, tanto en la zona central de cada paño que dividen los borlones como en el dibujo desde el que precisamente cuelgan éstos, vemos cómo el dibujo es tremendamente coincidente, salvo en el centro, donde el palio que vemos arriba está rematado por la corona real, elemento que no existe en el de abajo. Se puede afirmar, por tanto, que el perfil superior de ambos palios, es prácticamente igual, a excepción de la corona.
Los lectores más familiarizados ya habrán identificado ambos palios. El de arriba es el de la trianera Virgen de la O, mientras que el de abajo es el de la jerezana Esperanza de San Francisco. El paralelismo en la zona superior no es casualidad, pero tampoco es una copia entre bordadores, ya que el autor de ambos diseños es el mismo, el sevillano Guillermo Carrasquilla, quien bordó ambos palios prácticamente al mismo tiempo, a mediados de los años 50 del pasado siglo XX. De hecho, la primera salida de la caída frontal bordada del palio de la O tuvo lugar en 1957, aunque este palio no se completaría hasta los años 70.
Es evidente, por todo lo anterior, que Carrasquilla se copió a sí mismo en un detalle, los bordados de la crestería, para ambos palios, sin que a ciencia cierta se pueda afirmar qué diseño es anterior, ya que el de Jerez salió completamente bordado en 1959, dos años después del estreno de la caída frontal del palio de la O, pero no hemos podido averiguar con exactitud cuándo dibujó Carrasquilla cada uno de los diseños y cuándo comenzaron las labores de bordado de ambos palios.
Sea como fuere, es digno de admirar el conjunto de bordados de la Hermandad de las Cinco Llagas, que cuenta con un palio formado por caídas y techo de color rojo, mientras que el manto es verde, en ambos casos bordados en oro. Palio rojo y manto verde es, curiosamente, la combinación que durante años caracterizó al palio de la Esperanza Macarena. La orfebrería es de Manuel Seco, excepto la corona de la Virgen, que es de Eduardo Seco.

Paso de palio de la Virgen de la Esperanza de San Francisco

En cuanto a la Virgen de la Esperanza, es una talla anónima adquirida en Sevilla por José Soto Ruiz en 1951. Se tiene por obra del círculo de Juan de Astorga.

María Santísima de la Esperanza (Foto: elartedevestiralavirgen.es)

Y el segundo aspecto que relaciona de alguna manera a Jerez con Sevilla en esta hermandad franciscana es la cruz de guía, que tiene un estilo claramente inspirado, aunque más sencillo, en la misma insignia de la Hermandad de Pasión. Ésta es de Miguel Palomino (1805) y procede de la Hermandad Sacramental, mientras que la de las Cinco Llagas fue labrada en plata y carey en el taller de Villarreal en los años 60.

A la izquierda, la cruz de guía de Pasión (Foto: Familia Arenas) y a la derecha, la de las Cinco Llagas (Foto: elhachoncofrade.blogspot.com)

Por completar la información relativa a la Hermandad de las Cinco Llagas, hay que señalar que el primer paso lo preside la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Vía Crucis, un nazareno tallado por el imaginero valenciano afincado en Jerez Ramón Chaveli en 1940, un año más tarde de la reorganización de la hermandad, que tiene sus orígenes en el siglo XVI y de la que ya no se tienen noticias en el XIX. Con la realización de esta imagen, considerada obra cumbre de Chaveli, los hermanos cambiaron la iconografía original de la hermandad, que antiguamente representaba la Lanzada de Cristo, lo que explica el nombre de las Cinco Llagas, por la del clásico Nazareno que porta la cruz camino del Calvario. De hecho, la advocación de la Vía Crucis no existía en los orígenes de esta corporación.

Nuestro Padre Jesús de la Vía Crucis (Foto: cincollagasjerez.blogspotcom)

El Señor de la Vía Crucis procesiona sobre un paso tallado por José Ovando entre 1950 y 1952, iluminado por cuatro faroles en las esquinas y candelabros de guardabrisas en los costeros. Posee cartelas con las estaciones del vía crucis a lo largo del canasto y tiene la particularidad de contar con un monte de césped natural.

El paso de Nuestro Padre Jesús de la Vía Crucis

Finalmente, como dato anecdótico, hay que comentar que la Hermandad de las Cinco Llagas recibe como sobrenombre el mismo que se le da a la sevillana Hermandad de la Amargura, el Silencio Blanco. Si en el caso de la Amargura el sobrenombre viene por la advocación del Cristo despreciado por Herodes y por la túnica de los nazarenos, en el caso de las Cinco Llagas también los nazarenos visten de blanco, pero además, ninguno de los pasos cuenta con acompañamiento musical.