jueves, 11 de febrero de 2016

EL SANTÍSIMO CRISTO DE LAS TRES CAÍDAS DE TRIANA, EN BESAMANOS


El Santísimo Cristo de las Tres Caídas de Triana recibe la Cuaresma cada año expuesto en besamanos a la veneración de los fieles. Desde ayer, Miércoles de Ceniza, y hasta mañana, viernes, los devotos lo pueden encontrar más cerca que en ningún otro momento del año, en el presbiterio de la Capilla de los Marineros, a los pies de la Virgen de la Esperanza.
Para este besamanos, el Cristo caído de Triana está vestido igual que en el reciente vía crucis, con la túnica de terciopelo morado bordada en oro por Carrasquilla y las potencias de oro de Villarreal. Carga sobre su hombro izquierdo la cruz y da a besar la mano derecha.
Está elevado sobre una peana de color rojo con el escudo de la hermandad en el frontal, y sobre ésta, otra peana más fina de plata, que es la que se suele utilizar también en el besamanos de la Esperanza en diciembre.
Flanquean al Cristo de las Tres Caídas dos candelabros de plata con cera roja y bajo éstos, diversas flores moradas, entre ellas lirios y jacintos. Estas mismas flores están presentes en otras zonas del altar, tanto colocadas sobre columnas de madera dorada y policromada como en varias jarras del paso de palio de la Virgen de la Esperanza.
En los extremos del montaje se han colocado el estandarte corporativo y una cruz alzada, mientras que detrás, ante el camarín de la Esperanza hay un buen número de candeleros con cera blanca y jarras más pequeñas en la parte inferior. Además, a los pies y a ambos lados de la dolorosa, vestida ya de hebrea, hay azucenas, paniculata y claveles blancos.

























LUIS ALONSO SIRE, GANADOR DEL I CONCURSO FOTOGRÁFICO DE LAS AGUAS


La Hermandad de las Aguas dio a conocer ayer, tras la misa del Miércoles de Ceniza celebrada a las nueve de la noche en la Capilla del Rosario, el cartel resultante de la primera edición del concurso fotográfico convocado por la corporación.
El ganador de este primer concurso ha sido el fotógrafo Luis Alonso Sire, que presentó una fotografía del paso de misterio del Santísimo Cristo de las Aguas y Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor por la calle Fray Ceferino González, de regreso ya a su templo, en la noche del Lunes Santo de 2011.
El propio Luis Alonso Sire fue el encargado de descubrir el cartel junto al hermano mayor de las Aguas, Antonio Arrondo.



El ganador del concurso de la Hermandad de las Aguas explicó que, pese a que ha ganado muchos concursos de carteles de diferentes tertulias, éste le produce una satisfacción especial, dado que ha sido escogida su fotografía por la propia hermandad y ésta la va a conservar durante mucho tiempo.
Luis Alonso Sire explicó también que la foto la realizó cuando la cofradía ya había salido de la Catedral porque es un lugar donde hay más movilidad para seguir sus dos pasos con comodidad y hacer un mayor número de instantáneas.



El cartel de la Hermandad de las Aguas 2016 estará a la venta en sus dependencias, así como en la capilla durante la celebración de los cultos cuaresmales. El precio, que se ha fijado en dos euros, se destinará íntegramente a la bolsa de caridad de la corporación.

miércoles, 10 de febrero de 2016

SANTA GENOVEVA: 50 AÑOS BORDANDO LA DEVOCIÓN DE UN BARRIO


El Ayuntamiento de Sevilla acoge, desde ayer y hasta el próximo domingo, la exposición "50 años bordando la devoción de un barrio", que permite observar el resultado de la restauración a la que ha sido sometido el palio de Nuestra Señora de las Mercedes, de la Hermandad de Santa Genoveva.
Con este motivo, la cofradía del Tiro de Línea ha organizado una muestra que supone un repaso al proceso de creación del actual paso de palio, dando algunas pinceladas sobre las caídas y techo que ha tenido hasta dar con la obra de Sobrinos de Caro, restaurada por Jesús Rosado durante más de un año de trabajo. De hecho, como se recordará, el Lunes Santo de 2015 la Virgen de las Mercedes salió a las calles bajo un palio completamente liso, salvo la gloria del techo, que ha sido ahora sustituida.
La exposición comienza en el Salón del Apeadero del Consistorio, donde se muestra en primer lugar la gloria que se utilizó en el palio, por entonces liso, entre 1965 y 1967. Fue pintada al óleo sobre madera por Julio Laguna, y representa a la Virgen protectora vistiendo el hábito mercedario como redentora de cautivos.


Junto a esta primera gloria, se muestra el guión con el lema de la hermandad, "Por un mundo mejor", estrenado en 1966 y realizado aprovechando los bordados de una bambalina delantera bordada dos años antes según diseño del autor del Cautivo y la Virgen de las Mercedes, diseño posteriormente desechado por la hermandad. Este guión es la insignia más antigua de las que tiene en uso la hermandad, ya que este año cumple medio siglo. Fue diseñado por Julio Laguna y bordado en malla por Sobrinos de Caro.


A continuación, vemos la que ha sido la gloria del techo de palio desde 1965 hasta 2015. La composición se inspira en el cuadro "La aparición de la Virgen de la Merced a San Pedro Nolasco", atribuido a Alonso de Tovar (1723). Esta pintura se reprodujo en la gloria, pintada al óleo y técnica mixta sobre terciopelo y perfilada con hilo de oro. Cuenta con un marco de terciopelo rojo bordado en oro por Sobrinos de Caro, autores de todo el conjunto del palio.





A continuación, se muestran varios paneles que explican la evolución del paso de palio a lo largo de la historia de la hermandad, junto a algunos documentos que apoyan lo explicado. Es el caso del contrato entre la corporación y el taller de Viuda de Carrasquilla para la realización de los bordados de la bambalina delantera antes mencionada, diseñada por José Paz Vélez. Un contrato que finalmente fue cancelado al alegar el taller que no podía terminarlo a tiempo para el Lunes Santo de 1963, siendo el taller de Sobrinos de Caro el encargado de asumir el diseño y bordar la caída frontal para la Semana Santa de 1964, único año en que salió a la calle, ya que pronto comenzó el trabajo para la realización del palio actual, con diseño y ejecución de Caro.


Vemos ahora otro documento, en este caso un manuscrito con el membrete del taller de Sobrinos de Caro, aparecido entre la gloria y el propio techo durante la reciente restauración. Está fechado el 23 de marzo de 1968, día en que se finalizó el techo, y aparecen los nombres de todas las bordadores y las personas que colaboraron en la terminación de la obra.


A su lado se muestra el contrato para la restauración del palio de la Virgen de las Mercedes, firmado por el hermano mayor de Santa Genoveva, Francisco Javier Bonilla García, por el mayordomo, Miguel Gutiérrez Sobrado, y por el restaurador, Jesús Rosado Borja. La fecha del documento es 30 de abril de 2014.


A continuación, y con fecha 20 de enero de 2016, se reproduce un documento que se ha introducido en la nueva gloria del techo de palio y en el que se detalla todo el proceso desarrollado por la hermandad para la restauración del palio.


Por último, antes de ver el palio restaurado, se exponen algunas piezas sustituidas durante los trabajos llevados a cabo por Jesús Rosado, como algunas partes de malla y de terciopelo, varias piezas del bordado y los flecos, que fueron estrenados en 1967 gracias a la donación que hicieron los niños de las escuelas del Tiro de Línea.


Y pasamos ahora a la Sala Capitular, donde ha sido montado el palio, con las caídas, el techo y los varales, éstos obra de Hijos de Juan Fernández (1971-81). Aquí podemos ver el gran trabajo del taller de Rosado, que ha devuelto al palio de la Virgen de las Mercedes todo el esplendor y el brillo perdidos.
Además, se puede admirar la nueva gloria del techo, basada igualmente en "La aparición de la Virgen de la Merced a San Pedro Nolasco", pero enriquecida en detalles con respecto a la anterior. Es la gloria más grande de Sevilla matizada en seda y realizada con la técnica denominada "pintar a la aguja", que consigue una mayor definición y riqueza de matices en el dibujo.
























No podemos dejar de mencionar el marco donde se ha montado esta exposición; tanto el Salón del Apeadero como sobre todo, por no ser quizá tan conocida, la Sala Capitular, presidida durante estos días por el bellísimo palio de la Virgen de las Mercedes, cuyo esplendor recuperado esperamos disfrutar en un soleado mediodía del próximo Lunes Santo.