domingo, 29 de mayo de 2016

BESAMANOS A NUESTRA SEÑORA DEL DESCONSUELO Y VISITACIÓN


La Hermandad de Pasión y Muerte ha celebrado durante estos días el besamanos a la imagen de Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación, coincidiendo con el triduo y la función en su honor.
Por este motivo, la dolorosa que tallara José Antonio Navarro Arteaga ha estado ubicada en el lado derecho del presbiterio, elevada sobre una peana de madera policromada y vestida con manto negro bordado en oro, saya dorada de brocado y fajín hebraico. Lucía además el corazón y la diadema de Orfebrería Giralda estrenados el año pasado durante el rosario vespertino.
La Virgen del Desconsuelo y Visitación, que tenía una media luna a sus pies y un rosario y un pañuelo en sus manos entrelazadas, estaba flanqueada por dos columnas de madera dorada y fuste salomónico cedidas por la Hermandad de la O, que sostenían sendas jarras de la Hermandad de San Diego, de la localidad de San Nicolás del Puerto.
Al fondo, había otras dos jarras sobre columnas, también de las mismas hermandades, junto a varios candeleros de la Hermandad de la Estrella con cirios de color blanco, mientras que en el centro había un tapiz de damasco rojo con el anagrama mariano.
El exorno floral, tanto en las jarras como a los pies de la dolorosa, sobre la peana, estaba compuesto por rosas, margaritas, antirrhinum, lilium, estátice y astromelias, todas ellas de color blanco.




















CORPUS 2016: REGRESO A SAN JULIÁN DE LA VIRGEN DE LA HINIESTA GLORIOSA


La jornada del Corpus finalizaba en Sevilla con el regreso de la Hiniesta Gloriosa desde su altar de la Plaza de San Francisco hasta la Parroquia de San Julián. Una gran cantidad de personas se encontraba en la plaza para asistir a la bajada del paso y al inicio de su procesión de regreso; gente que soportaba además, que todo hay que decirlo, la presencia de minúsculos mosquitos que parecen haber invadido la ciudad.
Pero nada iba a empañar la belleza de este momento que es el que mejor refleja que la gran jornada del Corpus Christi 2016 había concluido. Como en el traslado de ida, abría el cortejo la cruz de guía, seguida del guión de la juventud y el de la Coronación Canónica. Faltaba, respecto a la ida, la réplica del pendón de la ciudad, pero en su lugar formó parte del cortejo una representación de la Hermandad del Rosario de San Julián con su estandarte corporativo, justo delante del de la propia Hermandad de la Hiniesta.






Por la rampa izquierda del altar subió la cuadrilla de costaleros encargada de llevar el paso en las primeras calles de su itinerario de regreso. Los Ariza ya estaban arriba y, cuando los costaleros ocuparon su lugar bajo las trabajaderas, comenzó el descenso del paso.
La Banda del Carmen de Salteras esperaba abajo y empezó su acompañamiento musical con "Hiniesta Coronada", a la que siguió, durante la bajada, "La Estrella Sublime". Posteriormente, sonó "Corpus Christi" hasta que la Hiniesta Gloriosa llegó a la portada ubicada en el lado de la plaza que da a Sierpes.
A continuación, la Hiniesta atravesó la portada con la marcha "Hiniesta de San Julián", con la que alcanzó la calle Francisco Bruna.


























La Hiniesta siguió su recorrido por Entrecárceles, donde la banda interpretó "María Santísima del Subterráneo", marcha interrumpida de forma abrupta cuando el paso se detuvo. Rafael Ariza dedicó entonces la levantá a la Hermandad de la Macarena en presencia de uno de los miembros de su junta y el paso siguió por el Salvador hacia Villegas y la Cuesta del Rosario con la composición "La Caridad del Arenal".
En la misma cuesta, la dedicatoria de la levantá fue ahora para la Hermandad de San Gonzalo: "Por todos sus hermanos; que la Virgen de la Hiniesta los cuide y los guíe", dijo el capataz. Seguidamente, el paso reanudó su camino mientras la Banda del Carmen tocaba dos marchas, "Virgen de las Aguas" y "Coronación de la Macarena", hasta llegar a la Plaza de la Pescadería.
En este inicio del recorrido procesional apenas hubo alguna chicotá a tambor. Así, el repertorio interpretado tras el paso siguió con "Reina de las Mercedes" hasta la Plaza de la Alfalfa y con "Pasan los campanilleros" desde ahí hasta la calle San Juan.































La Virgen de la Hiniesta Gloriosa discurrió ahora por la estrechez de San Juan y Boteros con la marcha "Macarena", de Emilio Cebrián, hasta Sales y Ferré, donde el más joven de los Ariza dedicó, en presencia de su padre, la levantá a la Hermandad de la O con motivo de su 450 aniversario fundacional. Precisamente, la siguiente marcha fue "Y en Triana, la O", con la que la Hiniesta alcanzó la Plaza del Cristo de Burgos.
Con cierta celeridad discurrió el paso por esta zona, donde sonó "Virgen de la Estrella" hasta que el paso quedó detenido en la esquina de San Pedro con Doña María Coronel.

















Dado que la tradicional visita de la Virgen de la Hiniesta Gloriosa al convento de las Hermanas de la Cruz la realizó este año en el traslado de ida a la Plaza de San Francisco, a la vuelta no pasó por la calle Santa Ángela de la Cruz, sino que, como hace la Hermandad de la Hiniesta en la noche del Domingo de Ramos, recorrió completa la calle Doña María Coronel, por la que la Banda del Carmen de Salteras interpretó las marchas "Como tú ninguna", "María Santísima de la O" y "Rosario Macareno", ésta en el giro a Bustos Tavera.
Entre un importante gentío, la Hiniesta pasó por Bustos Tavera con "Hosanna in excelsis" y después, por San Marcos, sonó "Reina de la O" hasta la calle Vergara. A continuación, la Hiniesta visitó a las hermanas filipenses de Santa Isabel, a cuya puerta llegó el paso con la interpretación de la marcha "Virgen de la Palma". Las religiosas cantaron la Salve con la Virgen parada ante ellas.
A continuación, con "Esperanza Marinera", la Hiniesta emprendió el particular recorrido por las calles Hiniesta y Lira, y sus diversas esquinas, de camino a San Julián.




























Por las callejuelas que acercan a la Virgen de la Hiniesta hasta su casa era complicado avanzar cerca del paso debido al gran número de personas que pretendían hacerlo.
El repertorio interpretado por la Banda del Carmen de Salteras en este tramo del recorrido fue "Valle de Sevilla", "Esperanza Macarena", "La Estrella Sublime", "Virgen de la Hiniesta", "Azul y plata", "Coronación de la Macarena" e "Hiniesta de San Julián", ésta entre Lira y Duque Cornejo.
Finalmente, salió de Duque Cornejo a San Julián con la marcha "Hiniesta Coronada", que sonó otra vez en la puerta mientras giraba para entrar mirando al exterior; una maniobra especialmente complicada por la presencia de una furgoneta aparcada justo delante de la puerta. En cualquier caso, sin problemas, la Hiniesta entró en el templo y la Banda del Carmen completó su labor con la interpretación del Himno Nacional.


















Una vez dentro, el hermano mayor de la Hiniesta, José Antonio Romero, se dirigió a los hermanos para agradecerles cómo habían respondido en esta salida procesional de dos días de la Hiniesta Gloriosa, y se mostró satisfecho por la respuesta también de los sevillanos en torno a Ella. Además, aprovechó para destacar el trabajo de los integrantes de la junta de gobierno que han estado con él estos años y que en unas semanas se despiden de sus cargos.
El rezo de la Salve y un "¡Viva la Virgen de la Hiniesta!" por parte de uno de los costaleros, respondido por un sonoro "¡Viva!" por todos los presentes, rubricó esta larga salida procesional de la Hiniesta Gloriosa.