viernes, 22 de mayo de 2015

LA AUSENCIA DE LA VIRGEN DE GRACIA Y AMPARO EN OMNIUM SANCTORUM


La capilla bautismal de la Parroquia de Omnium Sanctorum, donde reciben culto las imágenes titulares de la Hermandad de los Javieres, presenta estos días una ausencia destacada. La Virgen de Gracia y Amparo fue retirada del culto para una leve restauración a cargo de Esperanza Fernández, quien intervendrá fundamentalmente en la limpieza de la policromía del rostro y las manos de esta dolorosa, tallada por José Rodríguez Fernández Andes, aunque retocada en los años noventa por Manuel Ramos Corona, y en la que la propia restaurada no encontró daños estructurales en un examen previo realizado hace algunos meses.
Mientras tanto, en la capilla conocida como la de los Cervantes permanecen únicamente el Santísimo Cristo de las Almas y San Juan Evangelista, haciéndose patente la ausencia de la Virgen en el lado izquierdo del altar de la cofradía del Martes Santo.



jueves, 21 de mayo de 2015

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS PRESIDIRÁ EL ALTAR DEL CORPUS DE LA SED


La Hermandad del Sagrado Corazón de Jesús ha aprobado que su imagen titular, obra de Antonio Illanes, presida el altar que con motivo de la festividad del Corpus Christi instala cada año la Hermandad de la Sed en la Cuesta del Bacalao, en la esquina con Placentines.
La cofradía de gloria del barrio de Nervión ha tomado esta decisión enmarcándola como uno de los actos conmemorativos previstos por su 75 aniversario fundacional, aunque el traslado hasta el altar y posterior regreso a su templo se realizará de forma privada y no en su paso procesional ni en andas.
Este altar supondrá un nuevo punto de encuentro y hermandad entre las dos corporaciones que residen en la Parroquia de la Concepción, cuyos estrechos lazos han llevado en más de una ocasión a pensar en una posible fusión entre ambas, que de momento no se va a materializar.
En cualquier caso, será muy interesante ver al Sagrado Corazón de Jesús en el majestuoso altar de la Hermandad de la Sed, que siempre se caracteriza por su espectacularidad, al alcanzar una altura similar a la del edificio sobre el que se apoya. En los últimos años, el altar ha sido presidido por una Inmaculada, por una talla de San Juan de Dios o por la Custodia parroquial y un cuadro de la Virgen de Consolación, como el año pasado. Estos altares han sido merecedores de varios premios del tradicional concurso de altares, obteniendo, por ejemplo, el primer premio en 2012 y el segundo en 2011.

Altares de la Hermandad de la Sed en la Cuesta del Bacalao en el Corpus de 2012 y 2014.

miércoles, 20 de mayo de 2015

LA HERMANDAD MATRIZ DEL ROCÍO MOSTRÓ PARTE DE SUS ENSERES EN CAJASOL


La sede de la Fundación Cajasol, en el edificio de la antigua Audiencia de la Plaza de San Francisco, ha acogido la exposición "Tesoro de la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío. Muestra de enseres del Museo del Rocío de Almonte". Se trataba de una selección de parte del importante patrimonio de la hermandad almonteña, que ocupaba el patio del edificio, aunque, para recibir al visitante, colaboró la Hermandad del Rocío de Sevilla, que instaló en el zaguán su carreta del Simpecado.
La carreta del Rocío de Sevilla, con sede en la Iglesia del Salvador, es una obra de estilo barroco realizada íntegramente en plata de ley repujada entre 1975, año en que inició la obra el taller de Viuda de Villarreal, y 1993, año de estreno de los faldones, de los Hermanos Delgado. Curiosamente, cuando se estrenaron los faldones, la carreta se expuso en el mismo lugar donde la hemos visto ahora, la sede de la entonces Caja San Fernando.









Ya dentro de la sala, y centrándonos en el patrimonio de la Hermandad Matriz, veíamos en primer lugar una curiosidad, como es una Virgen del Rocío realizada en porcelana de Lladró en 1992.



A continuación, se exponía la clave en madera de la cubierta del crucero perteneciente a la antigua Ermita del Rocío, de 1758. Cuenta con el anagrama mariano.


Seguimos con los bocetos en barro cocido de las pechinas del Santuario de Nuestra Señora del Rocío, de 1992, realizadas por Manuel Carmona Martínez.



A su lado, pudimos ver un rostrillo de la Virgen del Rocío confeccionado en hojilla y coral natural por Manuel Solano Rodríguez, quien lo donó a la hermandad.


A continuación, se mostraba otro elemento de la antigua Ermita de 1780; en este caso, una pieza de madera tallada, dorada y policromada del retablo de aquel templo, obra atribuida a Francisco de Acosta 'El Mayor'.


Toda una pared del patio de la Fundación Cajasol estaba ocupada por una colección de espectaculares fotografías de Ramón León, captadas tanto en la propia Aldea del Rocío, durante la procesión de Pentecostés, como en el Rocío Chico o durante la romería de diversas hermandades.
Por su calidad técnica y compositiva, pero también por lo impresionante de las escenas y momentos captados, todas estas fotografías merecían una pausada contemplación por parte del visitante a esta muestra rociera.








Continuamos con los enseres de la Hermandad Matriz, con un guardapolvo confeccionado en 2013 por José Manuel Vega Morales, acompañado de un broche de plata dorada, realizado y donado por el orfebre José Manuel Pavón Rubio, de Dos Hermanas.



En otra vitrina se podía ver un pañito diseñado por Sergio Cornejo y realizado en 2012 por Bordados Salteras. Fue donado a la Virgen del Rocío por un grupo de jóvenes de la localidad de Gines.


Y a un grupo de devotas de Pilas corresponde la donación en 1933 de un traje del Niño y una toca de la Virgen.



Veíamos también una cruz pectoral, realizada por Orfebrería Borrero y López (Sevilla) en oro, plata dorada, perlas y turquesas naturales. Fue donada en 1977 por la Hermandad del Rocío de La Línea de la Concepción (Cádiz).


A continuación, en sendas vitrinas, se expusieron los bocetos de San Juan Bautista y San José, realizados en escayola por Manuel Carmona Martínez en 1990.



Igualmente, pudimos ver una cruz de altar, de madera pintada y dorada, de autor anónimo del siglo XVII. Estaba flanqueada por un juego de candelabros de plata de estilo rococó, perteneciente a la misma época y de autor también desconocido.


La última vitrina de la exposición nos mostraba un sombrero de la Virgen del Rocío, confeccionado en fibra vegetal en 2005.



Una parte muy interesante de esta exposición era una colección de exvotos, tanto pictóricos (en su mayoría), como cerámicos y metálicos, que contaban la historia de diferentes milagros atribuidos a la mediación de la Virgen del Rocío. Su datación va desde 1856 el más antiguo hasta 1949 el más moderno.










A continuación, se ubicó el cartel de la romería del Rocío 2015, óleo sobre lienzo de Fernando Aguado. El cartel estaba enmarcado entre dos pilastras talladas y la parte baja del camarín del antiguo retablo de la Virgen del Rocío, de 1780. Se atribuyen a Francisco Acosta 'El Mayor' y están realizadas en madera tallada, dorada y policromada.






Al lado, se exponía el cartel del Año Jubilar 2013, obra de Isabel Sola realizada en óleo sobre lienzo.


Seguimos con la felicitación de Navidad pintada por Cristina Ybarra en 2013.


Otro boceto realizado por Manuel Carmona Martínez se exponía a continuación; en este caso, un ángel oferente realizado en barro cocido en 1990.


Junto a él, se mostraba el cartel de la romería del Rocío de 2013, óleo sobre lienzo pintado por Juan Manuel Núñez Báñez.


La última pieza de la exposición era el cartel del traslado de la Virgen del Rocío a Almonte, pintado en 1998 por Francisco Ferreira en óleo sobre lienzo.


Ha sido ésta una exposición breve, pero ha cumplido su objetivo, que quizá no era otro que llamar la atención sobre la existencia de un Museo del Rocío que nos está esperando a todos los cofrades en Almonte, con todo su contenido a nuestra disposición. Queda pendiente.