lunes, 28 de marzo de 2011

EL CARTEL DEL SOL


La Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Sol ha presentado su cartel de la Semana Santa, que cada año se dedica a uno de los pasos de misterio a los que acompaña por las calles de Sevilla. En este 2011 le ha tocado el turno al paso del Santísimo Cristo de la Exaltación en el momento de su salida de la Iglesia de los Terceros. Se trata de una fotografía de Miguel Ángel Osuna.
En el acto de presentación del cartel, que tuvo lugar en la Parroquia de San Román, la banda estrenó la marcha "Dimas", dedicada por Juan Manuel Fernández Carranza a la Hermandad de la Exaltación. Se trata de una marcha en dos partes. La segunda se estrenará en la Semana Santa de 2012.

sábado, 26 de marzo de 2011

LAS MARCHAS FLAMENCAS


Observo estupefacto cómo algunos cofrades han recibido a la nueva (o antigua) Agrupación Musical de Los Gitanos casi con alivio porque su repertorio va a ser más bien clásico ("La saeta", "Nazareno y gitano", alguna marcha nueva de corte similar y poco más). Aplauden que las marchas más flamencas que en los últimos años se han podido escuchar tras el Señor de la Salud por parte de la Agrupación Musical Virgen de los Reyes ("Caminando va por tientos", "Al compás de la Laguna", "Gitano de Sevilla"...) no se vayan a escuchar la próxima Madrugá.
Y digo que me produce estupefacción porque uno ha llegado hasta a leer que la unión entre flamenco y música procesional "no hay por dónde cogerla". Hasta donde yo sé, la saeta es un cante flamenco y no creo que nadie en su sano juicio venga ahora a decir que su interpretación en la calle al paso de una imagen "no hay por dónde cogerla".
Por otro lado, parece que la moda ahora entre algunos grupos de cofrades es criticar de forma despiadada a un colectivo musical histórico y de calidad indiscutible como es 'Virgen de los Reyes', y que sin embargo pasa incomprensiblemente por horas bajas en Sevilla, aunque sigue siendo allá por dónde va una de las formaciones que más seguidores arrastra.
La historia es muy sencilla: si una banda toca marchas flamencas, clásicas, con más 'chimpún' o con menos, es porque la hermandad a la que acompaña se lo pide. La banda de las Tres Caídas, que también tiene en su repertorio composiciones aflamencadas, jamás tocará tras el misterio de la Amargura "Mi Madrugá", "La Pasión" o "Ahí queó". Luego, si detrás del Cristo de los Gitanos se han escuchado estos años las marchas que ahora muchos dicen detestar, es porque la Hermandad de los Gitanos así se lo ha pedido a la agrupación musical que había contratado. Incluso el año pasado, ya con la nueva junta de gobierno, se siguieron tocando esas mismas marchas.
Por otra parte, una de las grandezas de la Semana Santa es que es algo vivo. Lo hemos visto estos días, y vuelvo con La Amargura, en la genial exposición que la corporación del Domingo de Ramos ha montado en el Círculo Mercantil. Lo que hoy es un estilo inamovible y de toda la vida, puede sin embargo ser de antes de ayer. Las cosas van cambiando, evolucionan y no hay razón para tenerle miedo a su propio desarrollo. También causaron en su momento un gran revuelo marchas como "Pasan los campanilleros" o "Estrella Sublime", insustituibles hoy en el repertorio de cualquier banda de música; además de otros aspectos de la Semana Santa como el paso del Cristo del Calvario, al que, para ridiculizarlo, se le llamaba "la mesa de billar".
Lo mismo ocurre con las marchas de corte flamenco. ¿Que antes no se llevaban? Pues ahora sí. ¿Qué tiene de malo? Está en cada cofradía saber elegir lo que va más con su carácter, con su personalidad, con su estilo. Y yo lanzo una pregunta: ¿No van con el estilo de Los Gitanos, hermandad que es recibida a las puertas de su templo al compás de las palmas, las marchas flamencas?

domingo, 20 de marzo de 2011

DÉJENME DISFRUTAR DE LA CUARESMA


La Cuaresma, ésa que, para el capillita 'jartible' comienza allá por el 1 de enero, si no antes, es una época de verdadero disfrute para el cofrade. Se van conociendo carteles, se celebran los cultos penitenciales de las hermandades (besamanos, vía crucis, funciones principales), proliferan los conciertos, las exposiciones, los escaparates de las confiterías se llenan de torrijas, pestiños y nazarenos de caramelo, los periódicos comienzan a entregar sus coleccionables, los naranjos explotan en forma de aromático azahar... Es, pues, ese camino que poco a poco nos acerca a la semana soñada.
Sin embargo, la Cuaresma es también el momento en que se multiplican los agoreros de la meteorología, amparados en ocasiones por algún que otro medio de comunicación que parece disfrutar poniendo mal cuerpo al personal con las catastróficas predicciones de las cabañuelas, que este año apuntan a un panorama sombrío con una Semana Santa llena de lluvias, tormentas y vientos varios. Y, claro, tu ilusión de ir día tras día descontando una cifra más en nuestro calendario cofrade se convierte en temor ante tan fatales previsiones.
Intentas convencerte a ti mismo de que los cabañuelistas no son científicos y que incluso los que lo son se equivocan no ya de un día para otro, sino incluso de unas horas para otras, como pasó el Jueves Santo de 2002 (cuando varias hermandades se quedaron sin salir y después no cayó una gota) o el Martes Santo de 2007 (cuando La Candelaria, La Bofetá y Santa Cruz salieron a las calles confiadas en que no llovería y les cayó la mundial, por no hablar de lo del Cerro a mediodía). Pero lo cierto es que los agoreros cabañuelistas y quienes se hacen eco de sus predicciones ya te han torcido tu feliz camino hacia el Viernes de Dolores.
Señores aficionados a la meteorología y medios de comunicación, hagan el favor de dejarme disfrutar de la Cuaresma como merezco después de un año de espera. El tiempo sólo me interesará cuando llegue el 15 de abril, abra la ventana y mire al cielo. Y lo mismo el 16 y el 17, y así hasta el 24, Domingo de Resurrección, en que, si Dios quiere, el amanecer me pillará en la calle, junto al Señor de Santa Marina y la Virgen de la Aurora. Todo lo demás, sus noticias y sus informaciones sobre posibles lluvias y tormentas me sobran; no las necesito en mi ilusionante travesía, este año más larga que nunca, hacia la gloria, como dijera Carlos Herrera. Si no es mucho pedir, déjenme disfrutarla.

IMPRESCINDIBLE LABOR SOCIAL


Estos días hemos conocido un dato que a más de uno debería hacerle reflexionar. Las hermandades de Sevilla, sólo de la capital, destinaron durante el pasado año 2010 alrededor de 1,5 millones de euros a labores sociales, asistenciales y de caridad, lo que supone exactamente un 50% más que en 2004, cuando el Consejo de Cofradías publicó el llamado Libro blanco de la acción social.
Son labores de todo tipo: colaboración con Cáritas Diocesana y Parroquial, mantenimiento de comunidades religiosas, sostenimiento del economato social del casco antiguo, asistencia a mayores, niños con problemas de desarrollo, mujeres (entre ellas, embarazadas sin recursos), inmigrantes, parados, recogida de juguetes para niños de familias desfavorecidas en Navidad, formación, acogida de niños bielorrusos... y un sinfín más de proyectos que se prolongan en el tiempo o acciones puntuales ante necesidades específicas.
El espectacular incremento en estos últimos años tiene, obviamente, su explicación en la crisis económica, que ha llevado a muchísimas personas a tratar de buscar ayuda en las hermandades, que se han sabido adaptar así al momento actual aplazando muchas de ellas otros proyectos accesorios como la renovación de pasos o enseres para sus respectivas estaciones de penitencia o salidas procesionales (aunque también hay que tener en cuenta que las cofradías contribuyen al mantenimiento de numerosos puestos de trabajo en los talleres de imagineros, bordadores, orfebres o doradores).
Y ¿de dónde sale todo ese dinero? Pues, sencillamente, de los recursos propios de las hermandades; de la aportación de los hermanos (algunos de los cuales han tenido que dejar de pagar su cuota sin que sus corporaciones, comprendiendo su situación, les hayan dado por ello de baja), de las colectas puntuales que realizan y de los ingresos que reciben con actividades como las velás, la venta de lotería de Navidad o las ganancias de las casetas de feria. Por tanto, no hay ingresos provenientes de instituciones públicas, a pesar de que si las hermandades no existieran, serían las administraciones las que tendrían que responder ante las ingentes necesidades de la sociedad actual. Claro que, con todos estos datos, si las hermandades no existieran, habría que inventarlas.
Todo ello sin mencionar los más de 240 millones de euros que mueve cada año la celebración de la Semana Santa hispalense, según datos de la Universidad de Sevilla referidos al pasado año, de lo que se benefician hoteles, bares y restaurantes, taxistas, comercios, empresas de transporte e incluso policías y servicios de limpieza gracias a las horas extraordinarias que realizan.
No hay peor ciego que el que no quiere ver y, en este tema, de ésos hay muchos. Pero ahí están los datos para el que los quiera conocer...

sábado, 19 de marzo de 2011

LA PUERTA DEL CIELO, EN SAN NICOLÁS


La tertulia cofrade La Puerta del Cielo presentó el pasado domingo en San Nicolás el cartel de la Semana Santa de 2011, el tercero de su reciente historia después de los del misterio de San Gonzalo (2009) y el Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta (2010). En esta ocasión, la tertulia ha escogido una fotografía de Luis Alonso Sire, el mismo autor del cartel de hace dos años, en la que se ve el paso de palio de la Virgen de la Candelaria el pasado Martes Santo dejando atrás la Plaza del Triunfo y encaminándose a Miguel de Mañara.
Se trató de una difícil elección, dado que se vieron 276 instantáneas de 13 fotógrafos diferentes hasta dar con esta bella imagen de la dolorosa de Manuel Galiano en el palio que diseñó Rodríguez Ojeda.
Como complemento a la presentación del cartel, la tertulia organizó un concierto de la Banda Filarmónica de Nuestra Señora de las Nieves, de Olivares, que interpretó seis marchas con las que se constató la indiscutible calidad de esta formación musical que toca en Sevilla detrás de siete pasos de palio (Dolores de Torreblanca, Gracia y Esperanza, Rocío, Dolores del Cerro, Palma del Buen Fin, Ángeles y Angustias). Las composiciones que tocaron en San Nicolás fueron "Candelaria por la Alfalfa", "Quinta Angustia", "Saeta cordobesa", "Hosanna in excelsis", "Candelaria" y "Madrugá de canela y clavo".
Coincidió este acto de la tertulia La Puerta del Cielo con la celebración del besapié a la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud, que permanecía en el altar mayor de la parroquia. Como recordatorio de este culto, la Hermandad de la Candelaria editó un pequeño díptico que incluía una fotografía del Cristo a su paso, precisamente, por la Plaza del Triunfo, y la Plegaria al Señor de la Salud, que los hermanos asistentes a la misa de una del domingo cantaron al término de la misma. La letra dice lo siguiente:

Tan pequeño y tan humilde,
más grande que toda cosa,
tú eres, Señor, la Salud,
tú eres la misericordia.

Las espinas del sendero
a tus divinos pies clavan
las ofensas pecadoras
que te abren más tus llagas.

Tú eres camino del Cielo,
tú eres camino de gloria.
Tú eres camino del Cielo,
tú eres camino de gloria.

Pero tú con esa cruz
clavada sobre tu espalda
consuela a los afligidos
con la salvación del alma.

Tú lo eres todo, Señor,
y cantando esta plegaria
pedimos salud y amor,
y nos des paz necesaria.

Tú eres, Señor, la salud,
tú eres la misericordia.
Tú eres camino del Cielo,
tú eres camino de gloria.


EL POLÍGONO, POR PARTIDA DOBLE



No uno, sino dos son los carteles editados por la Hermandad del Polígono San Pablo para anunciar la Semana Santa de este año. Rafael Alcázar es el autor de ambas fotografías, una del misterio del Cautivo y Rescatado ante Herodes y otra de la Virgen del Rosario, tomadas en la jornada del pasado Domingo de Resurrección, durante el traslado de regreso a San Ignacio de Loyola desde la Parroquia del Salvador, donde la cofradía se tuvo que refugiar el Lunes Santo tras la intensa lluvia que le empezó a caer a la altura de San Benito.

SÁBADO DE PASIÓN 2011


La Agrupación de la Milagrosa, que sorprendió el año pasado con el impresionante misterio del Puente del Cedrón, presentará diversos estrenos en su salida del próximo Sábado de Pasión, como la cruz de guía, el senatus y el estandarte de la Guardia Judía, todos ellos diseñados por Francisco Javier Sánchez de los Reyes. Por otro lado, la junta de gobierno de la corporación ha escogido una pintura de Antonio Díaz Arnido para anunciar la salida procesional de 2011. En ella se puede ver un primer plano de la bellísima imagen de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza, mientras que al fondo se aprecia el paso de palio de la Virgen del Rosario y la Giralda.

viernes, 18 de marzo de 2011

CRUZ DE CAREY


La tertulia cofrade Cruz de Carey presentó en la Parroquia de San Roque su cartel de la Semana Santa de 2011, que recoge una fotografía del paso de Nuestro Padre Jesús de las Penas realizada por Salazar y Bajuelo. El acto se completó con la intervención de la saetera Isabel Navarro, la meditación del periodista Miguel Ángel Moreno y un concierto de la Banda de Cornetas y Tambores San Juan Evangelista.

jueves, 17 de marzo de 2011

HISTÓRICA SALIDA FRUSTRADA


No pudo ser. El Cristo de la Salvación se quedó en el templo; subido por primera vez en sus 75 años de historia en un paso, pero en el templo. Y, para más 'inri', la suspensión de la salida se produjo de la peor manera posible. Porque ni llovió ni lo contrario. No fue una fácil decisión, como las que se toman cuando, a la hora de salir la cofradía, el cielo se está derramando a chorros sobre la ciudad. Nada de eso.
El cortejo se puso en camino. La cruz de guía, la que reproduce la antigua cruz de cerrajería de la plaza de los Carros que hoy se sitúa en el altar junto a la Soledad, llegó a recorrer la calle Carlos Cañal hasta Zaragoza. Detrás de ella, varias insignias de la cofradía del Viernes Santo y las representaciones de las hermandades del barrio y de la Hermandad del Amor de San Juan de Aznalfarache, que cedió el paso.
Comenzaron a caer unas gotas y el cortejo seguía. Las gotas se convirtieron en minúscula llovizna y el cortejo seguía. A uno de los integrantes de una representación se le escapó decir "esto no tiene sentido" al ver que los hermanos de la Soledad no parecían querer darse por enterados de que la minúscula llovizna empezaba a ser lluvia.
Cuando el estandarte asomaba ya por el dintel de San Buenaventura, se hizo evidente que lo más lógico era regresar al templo. Y aquí empezó la incertidumbre de quienes se encontraban en la calle preguntándose si lo volverían a intentar más tarde. No había retransmisión radiofónica alguna dispuesta a informar puntualmente de las decisiones de la junta de gobierno ni de las previsiones meteorológicas.
Entre el público que esperaba junto al convento, además del hombre del momento, Juan Pedro Recio, que ha conseguido en unos pocos meses llegar a la segunda edición con su libro "Las cofradías de Sevilla en la II República", se encontraba el periodista de El Correo de Andalucía Pepe Gómez Palas, que trató de abrirse paso entre la bulla para acceder al templo y recoger la información.
Los costaleros indicaban que no se sabía nada, pero daban por hecho que saldrían quizá una hora más tarde. Las puertas permanecían abiertas y la gente se empeñaba en entrar sin dejar salir. Todos querían, por si acaso no salía, contemplar al Cristo que talló Cerquera hace tres cuartos de siglo en ese bellísimo paso que, decían algunos, parecía hecho expresamente para él.
Pasaban los minutos y el cielo, poco a poco, se veía más limpio. Había un cierto optimismo en el ambiente, pero rápidamente desapareció cuando los estandartes de las hermandades invitadas fueron abandonando el convento, como instantes después hicieron el presidente del Consejo, Adolfo Arenas, y el delegado diocesano de hermandades, Manuel Soria.
Hubo lágrimas entre los hermanos por lo que no pudo ser, después de pelearlo tanto. Atrás quedaban las emocionadas palabras del hermano mayor, José Félix Romero, pronunciadas al término de la misa previa a la frustrada salida, cuando todo parecía seguro. En aquel momento se acordó de todos los hermanos, de los mayores y de los más jóvenes, que son los que impulsaron la idea de sacar al Cristo en un paso para cumplir con su vía crucis anual, el que la hermandad celebra todos los primeros sábados de Cuaresma.
Romero también dejó claro que la pelota sobre lo que suceda en un futuro con el Cristo y el Viernes Santo está en el tejado de la comunidad franciscana. "Ni el Cristo de la Salvación ni nosotros vamos a forzar nada; la comunidad marca los tiempos", dijo. Y concluyó entregando al hermano mayor del Amor de San Juan de Aznalfarache un cuadro en agradecimiento a la cesión del paso. Quizá para la cofradía aljarafeña también supuso una gran decepción no poder ver su espléndido paso, del taller de Guzmán Bejarano, por el Arenal, los alrededores de la Catedral y la Magdalena.
No pudo ser. Pero pudo haber sido, dado que no llovió más el resto de la tarde, de forma que la vecina Hermandad del Baratillo celebró con normalidad el traslado de la Virgen de la Piedad y el Cristo de la Misericordia a la Iglesia de San Jorge en el Hospital de la Caridad, como también se trasladaron las imágenes de la Hermandad de la Estrella a Santa Ana y Monte-Sión llevó a cabo su vía crucis con el Cristo de la Salud. Sin embargo, otro Cristo de idéntica advocación, el de la Hermandad de la Carretería, se quedó en su capilla sin realizar su traslado a la Parroquia del Sagrario.
Fue, como en tantas jornadas de la Semana Santa, un día de incertidumbres en el que, como suele pasar, ante las mismas predicciones meteorológicas unas cofradías deciden una cosa y otras la contraria. La peor parte, sin duda, fue para esos ilusionados hermanos de San Buenaventura, que tuvieron que conformarse con el besapié celebrado el domingo en medio de un inevitable ambiente de frustración. Otra vez será y, a ser posible, antes de que pasen 75 años más...

lunes, 14 de marzo de 2011

REGRESO AL MUSEO


El mágico momento en que el Cristo de la Expiración del Museo recorre una oscura calle Alfonso XII de vuelta a su capilla es el que ha escogido la tertulia cofrade Lignum Crucis para su cartel de la Semana Santa de 2011. El autor de la fotografía es J. Javier Comas.

jueves, 10 de marzo de 2011

SEMANA SANTA 2011 EN LA MACARENA


La pintora Nuria Barrera presentó ayer, ante una abarrotada Basílica de la Macarena, el cartel que ha realizado para anunciar la Semana Santa de 2011 en la hermandad de la Madrugá. Se trata de una obra en óleo sobre tabla que combina en la misma pintura a los dos titulares penitenciales de la cofradía.
Así, se puede ver de perfil, y bajo las características bambalinas juanmanuelinas de su palio, el rostro de la Virgen de la Esperanza, que viste el manto de la coronación y con el pañuelo que la dolorosa llevó durante la beatificación de Madre María de la Purísima.
Precisamente, con la mano que sujeta ese pañuelo parece señalar a su hijo, el Señor de la Sentencia, que aparece sobre su paso de misterio en la amanecida del Viernes Santo, y al que mira con ternura en el momento en que recibe la condena a morir en la cruz.
La leyenda de la pintura dice, obviamente en color verde, "Hermandad de la Macarena 2011", aunque, como señaló la propia autora durante la presentación de la obra, no habrían hecho falta estas palabras para saber que se trata del cartel de Semana Santa de la hermandad.

domingo, 6 de marzo de 2011

REENCUENTRO CON LA ANTIGUA VIRGEN DE LA MERCED


La antigua Virgen de la Merced de la Hermandad de Pasión volvió ayer a pisar las calles de Sevilla. Desde hace algunos años, las hermanas Mercedarias están empeñadas en que esta talla vuelva a ser objeto de devoción. Con tal fin, después de recuperar la celebración de un besamanos con motivo de su festividad en septiembre y tras ser expuesta al culto en un altar de la propia iglesia del convento (ya que antes se encontraba en el coro), idearon dedicarle un rosario vespertino que ayer movilizó a un buen número de padres y alumnos del colegio que dirigen estas religiosas.
No faltó la colaboración de la Hermandad de Pasión, cuyo hermano mayor, Javier Criado, acompañó durante gran parte del trayecto al sencillo cortejo, que contó como acompañamiento musical con los cánticos de las propias monjas y de un grupo de niñas. La cofradía del Jueves Santo cedió además los ciriales, mientras que las andas estaban iluminadas con los antiguos candelabros del paso de palio de la Virgen de la Merced, que actualmente forman parte del paso de la Virgen de los Reyes de la Hermandad de los Sastres.
La Virgen, vestida con prendas de tonos claros entre las que destacaba un escapulario con flores de colores bordadas y el escudo de la orden de la Merced, recorrió las calles de su barrio e hizo estación en el Convento de las Salesas, la Parroquia de San Nicolás, el Convento de Madre de Dios y la Parroquia de San Bartolomé, donde llegó a entrar. La última de las estaciones se rezó en su propio templo.
La dolorosa, de autor anónimo y datada alrededor del año 1800, fue titular de la Hermandad de Pasión entre 1842, cuando fue donada por un grupo de hermanos, y 1966, en que se estrenó la actual talla realizada por Sebastián Santos Rojas.
Dicen que los hermanos más antiguos de la cofradía recuerdan todavía con nostalgia a esta dolorosa que hoy recibe el cariño de las hermanas Mercedarias. Ayer pudieron reencontrarse con Ella por las calles. Los más jóvenes, sin embargo, tuvimos la oportunidad de contemplar por vez primera una bellísima talla que, afortunadamente, no salió de Sevilla tras su sustitución, como por desgracia sí ha ocurrido con otras imágenes, tanto en el pasado como en tiempos más recientes.
Si la iniciativa del rosario vespertino se convierte en culto público anual, habrá que estar ahí, año tras año, para devolverle a esta singular representación de la Madre de Dios la devoción que un día tuvo y que ahora le debemos.





EL COSTERO


Este año se ha estrenado una nueva tertulia cofrade, llamada El Costero, que ya ha presentado su primer cartel de Semana Santa. La votación tuvo lugar el pasado 3 de febrero, cuando se escogió una fotografía de Carlos Delgado Soto en la que se puede ver al Santísimo Cristo de la Salud de la Hermandad de San Bernardo en la calle Mateos Gago. El día 1 de marzo se dio a conocer el cartel en la casa hermandad de esta cofradía del Miércoles Santo.

ESPERANDO LA HISTÓRICA SALIDA




El paso del Santísimo Cristo del Amor de San Juan de Aznalfarache se encuentra ya en la iglesia conventual de San Buenaventura, a la espera de acoger al Santísimo Cristo de la Salvación, que el próximo sábado saldrá por vez primera sobre un paso en el vía crucis extraordinario que tendrá lugar con motivo del 75 aniversario de su hechura por parte del imaginero Manuel Cerquera.
Dejando a un lado las clásicas polémicas sobre si un paso como éste cabe o no en la iglesia junto al de la Soledad, o sobre si el Cristo de la Salvación podrá o no salir algún año el Viernes Santo, lo importante es que el 12 de marzo de 2011 será una fecha destacada en la historia de esta hermandad.
El itinerario a seguir en esta histórica salida, que tendrá lugar a las seis de la tarde, será: Carlos Cañal, Zaragoza, Doña Guiomar, Plaza Molviedro, Castelar, Puerta del Arenal, Arfe, Antonia Díaz, Toneleros, Real de la Carretería, Rodo, Dos de Mayo, Arco del Postigo, Almirantazgo, Fray Ceferino González, Plaza del Triunfo, Plaza Virgen de los Reyes, Alemanes, Hernando Colón, Plaza de San Francisco, Arquillo del Ayuntamiento, Plaza Nueva, Tetuán, Rioja, Plaza de la Magdalena, San Pablo, Zaragoza y Carlos Cañal.

CALLE SANTÍSIMO CRISTO DE LAS TRES CAÍDAS



El Santísimo Cristo de las Tres Caídas cuenta desde ayer con una calle en Triana, casi dos años después de que consiguiera lo propio la Esperanza de Triana en lo que hasta entonces era la avenida de Sánchez Arjona. En esta ocasión, la denominación del Cristo caído de la Madrugá (no confundir con la calle Jesús de las Tres Caídas, dedicada al Señor de San Isidoro) viene a sustituir a dos estrechas calles del viejo arrabal: Bernal Vidal (donde se ha colocado un azulejo en la esquina con Pelay Correa) y Torrijos. Mañana, lunes, el Cristo pasará por su calle durante el traslado de regreso desde Santa Ana hasta la Capilla de los Marineros, tras la celebración de los cultos en su honor.

SIETE PALABRAS, SEIS HERMANDADES















Hoy se clausura la exposición 'Círculo de Pasión', dedicada este año a la Hermandad de las Siete Palabras al cumplirse en este 2011 el quinto centenario de la corporación más antigua de las seis que, a lo largo de los últimos cinco siglos, han ido componiendo la archicofradía actual.
Cada año la muestra que organiza el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla en su sede de la calle Sierpes nos permite descubrir aspectos desconocidos o desaparecidos de las hermandades a las que se dedica. Este año, la exposición ha supuesto un verdadero repaso a una de las corporaciones con la historia más complicada y enrevesada de cuantas han llegado hasta nosotros.
Así, siguiendo el recorrido diseñado a lo largo de los dos salones en que se dividía la muestra, hemos podido ir desentrañando la trayectoria de una cofradía formada por la unión de la Sacramental de San Vicente (la primigenia), la de la Virgen de la Cabeza, la de Ánimas, la del Rosario, la de los Sagrados Clavos y la de San Juan Evangelista. Desde 1511, en que aparece la Sacramental, hasta 1966, en que se produce la última fusión, la cofradía pasó por una serie de vicisitudes, periodos de esplendor y obstáculos que, de forma sencilla y didáctica, eran explicados en esta última edición de 'Círculo de Pasión'.
Sin duda, lo más llamativo de la exposición ha sido poder contemplar el antiguo Cristo de las Siete Palabras, imagen de papelón que, desgraciadamente, presenta un lamentable estado de conservación. Tras su sustitución por la imagen actual, el antiguo crucificado permaneció en la hermandad hasta que, finalizada la guerra civil, fue cedido a la parroquia de San Pedro, de Cartaya, para paliar los efectos de la destrucción de imágenes que sufrió dicha localidad onubense.
También resultó interesante ver la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que realizó Emilio Pizarro, el mismo que talló el ángel que después transformó Escamilla en la Virgen de la Cabeza dolorosa, para el misterio alegórico que nunca llegó a procesionar.
Otros enseres procesionales, como la cruz de guía, el senatus, las bocinas, el techo de palio, la túnica de salida del Nazareno de la Divina Misericordia, el manto y la saya de la Virgen de los Remedios, así como diversas pinturas en las que la hermandad era protagonista, completaban la parte dedicada a la hermandad penitencial.
Además, destacaban otras piezas correspondientes a la antigua cofradía del Rosario, como el manto que actualmente luce bajo palio la Virgen de la Cabeza, las coronas de la Virgen y el Niño, varios rosarios, la peana procesional y dos antiguos estandartes. En la misma sala, se exponían varias tallas correspondientes a la hermandad Sacramental, como las de Santa Catalina, San Miguel, San Benito o San Bruno.
A todo ello hay que sumar las actividades paralelas que se han venido organizando alrededor de la exposición, como diversos conciertos y conferencias.
Ha necesitado tan sólo cinco ediciones (Soledad de San Buenaventura, Amor, Montesión, Estrella y Siete Palabras) para consolidarse como una de las citas inedulibles para los cofrades en las fechas previas a la Semana Santa. Cinco años en los que 'Círculo de Pasión' no ha hecho sino superarse y mejorar. Estaremos atentos, por tanto, a las próximas ediciones.

LA SOLEDAD, DE NUEVO BAJO PALIO





El besamanos de la Soledad de San Lorenzo celebrado este fin de semana ha permitido recuperar una imagen perdida con los siglos: la primera dolorosa que paseó por las calles sevillanas bajo palio ha vuelto a presentarse así a los fieles. Y lo ha hecho con un palio que, a buen seguro, es muy parecido al que cobijaría a la Soledad sevillana. Se trata del palio de traslados de la Virgen de la Soledad de Alcalá del Río, que ya estuvo en San Lorenzo en 2007 durante la exposición organizada con motivo del 450 aniversario de la cofradía del Sábado Santo y que, en el interior de las caídas, incluye las palabras "Stabat Mater Dolorosa Iuxta Crucem Lacrimosa", los primeros versos de la reflexión poética atribuida a Jacopone da Todi. Ha sido toda una recuperación histórica y, al mismo tiempo, todo un descubrimiento: qué bien le sienta a la Soledad un palio negro bordado en oro.

Y AÚN NO HA LLEGADO LA CUARESMA...









Los fines de semana ya son de nuevo maratonianas jornadas para el capillita 'jartible', en las que abundan todo tipo de actos y cultos de las hermandades. Y todo, pese a que aún no ha llegado la Cuaresma, que este año viene más rezagada que de costumbre. Sin embargo, como muestra de que todo empieza, ayer sábado pudimos asistir a interesantes citas como el vía crucis de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje, que llegó a meterse en el patio de la Casa de Pilatos, los besapiés del Nazareno del Silencio y el Cristo de la Fundación, los besamanos de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, Jesús ante Anás y Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro, y el Quinario de Nuestro Padre Jesús de la Salud en San Nicolás. Además, las dolorosas empiezan ya a vestir de hebrea, como es el caso de la Virgen de los Ángeles.