viernes, 25 de septiembre de 2015

EL PASO DEL CRISTO DE LA VERA+CRUZ EN EL CONVENTO DE SAN ANTONIO DE PADUA


Quienes hayan pasado últimamente por la iglesia del Convento de San Antonio de Padua se habrán encontrado con la sorpresa de que a los pies del templo, en la nave del Evangelio, se encuentra el paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, como si una salida procesional fuera inminente.
La razón, sin embargo, obedece a las obras de reforma del interior de la casa hermandad de la Vera+Cruz, que han llevado a la corporación a tener que sacar todos sus enseres durante el mes que se calcula van a durar estos trabajos, que se suman a las obras de restauración de las cubiertas, pinturas murales, balcones y ventanas de la propia Capilla del Dulce Nombre de Jesús, que mantienen al crucificado, a la Virgen de las Tristezas y al Lignum Crucis en la Parroquia de San Vicente.
La Hermandad del Buen Fin, que tiene a su cargo el templo del antiguo Convento de San Antonio de Padua desde que los franciscanos que en él residían se trasladaron a San Buenaventura, ha tenido la generosidad de albergar en su sede canónica el paso del Cristo más antiguo de la Semana Santa hasta que finalicen estos trabajos en la casa hermandad de la cofradía del Lunes Santo.
Hay que recordar que el paso del Cristo de la Vera+Cruz es obra de Antonio Ibáñez y fue estrenado en 2008, con un diseño inspirado, aunque con importantes modificaciones, en el anterior, que había sido realizado en 1966 por Antonio Vega Sánchez, y que hoy pertenece a la Hermandad de la Vera+Cruz de Umbrete. El actual paso sevillano cuenta en las esquinas con las imágenes de Santa Elena, San Francisco de Asís, el emperador Constantino y el papa Pablo III.









No hay comentarios:

Publicar un comentario